Grandes Éxitos -en castellano- Marcelo Díaz (Vox/Lux 2018)

de Berreta (1998)

 

NOCTURNO

Se pasea por las calles iluminadas y no sabe lo que ve.
Ve un cartel entre otros, y otro cartel detrás.
Y el desierto, detrás, como un cartón pintado.

¿Es esta una ciudad civilizada?
¿Es la Liverpool del Sur, como pensábamos en el XIX?
¿Es el País del Diablo, como creíamos los indios?
¿Es la página blanca sobre la que nadie escribe nada?
Un plasma ofrece a la calle vacía
un partido de copa en el Estadio Nacional de Chile;
un Panasonic, un paseo en Miami con Susana Giménez.
Llueve en Santiago, Susana,
mientras espero el micro,
quince minutos, sentado en el zócalo
de un comercio quebrado:
un cómic de mutantes, un alfajor barato,
y la luz azul de un patrullero
otorgando a la noche

su cuota de terror.

 

#

 

de Laspada (2004)

 

SIMILITUD & DIFERENCIA

 

El Pelado Laspada no es

pequeño, peludo y suave.

 

 

LAS PALABRAS DE LA TRIBU

 

En la noticia deportiva

la maquinaria editorial

de la prensa fascista

marca el uso correcto de la lengua:

donde el héroe de las canchas

declara que “pusimos huevos”

el cronista suprime: “pusimos h…”

y glosa, eleva: “con enjundia”,

“con coraje impar”, “con el empeño

que reclamaba la parcialidad”.

Conmovedora resulta entonces

la imagen de esos gentlemen

que a su equipo de tal modo exhortan:

“pongan empeño que hoy sin duda

ha de ser nuestra la victoria”.

El procedimiento exhibe

una política de la escritura

que en el caso del periódico fascista

es una política de estado:

supresión del elemento indeseado

y su reemplazo por piezas funcionales

a la normativa vigente

según criterios irreductos

de elevación y embellecimiento;

así, el periodista deportivo devenido

arbiter linguorum, sumo sacerdote

de la escritura sanitaria,

sacrifica ante el altar de la pureza

los huevos del zaguero

y acompaña el ritual con un puñado

de vaguedades altisonantes

a manera de oración.

 

 

#

 

de Blaia (2013)

 

 

IGLÚ BLANCO SOBRE FONDO BLANCO

 

Existiría la creencia que los esquimales tienen más de veinte palabras distintas para decir veinte tipos distintos de hielo o de nieve.

 

Habría, por ejemplo, una palabra esquimal para decir el hielo que se quiebra ante el menor contacto con un pie pequeño.

 

Otra palabra para la nieve cayendo.

Otra para la nieve cayendo por la noche.

Otra para la nieve cayendo por la noche iluminada por una linterna.

 

Y otra palabra más aún para decir la consistencia esponjosa de la nieve, por la noche, cayendo en la palma de la mano derecha después de habernos quitado el guante de cuero de foca, no sin esfuerzo, con los dientes (porque la mano izquierda sostiene, todavía, una botella).

 

Y así…

 

En una superficie regida por el blanco, el cuerpo y el lenguaje se habrían calibrado como un instrumento de altísima precisión para incubar en el infierno helado de lo mismo un mundo de diferencias, y habitarlo.

 

Ahora bien, la lingüística tiene sus serios reparos sobre todo esto…

 

 

 

PROBLEMA Nº 1

 

¿Cuánto demora un topo en cavar un túnel que atraviesa una ciudad de trescientos mil habitantes por la noche, si todos permanecen acostados, el topo avanza a razón de 90 centímetros por hora, cuando de pronto alguien enciende una luz y te pregunta: dormís?

 

 

###

Marcelo Díaz nació en Bahía Blanca en 1965. Estudió Letras en la Universidad Nacional del Sur. Integró el grupo de arte público Poetas Mateístas.

Publicó  Berreta, Libros de Tierra Firme, Buenos  Aires, 1998; Diesel 6002 , Vox, Bahía Blanca, 2002; Laspada, El Calamar, Bahía Blanca, 2004;  Es lo que hay (poesía reunida), 17 grises, Bahía Blanca, 2010; Díptico para ser leído con máscara de luchador mexicano (plaquette), Editorial Subpoesía, Buenos Aires, 2013; Blaia, Ediciones Liliputienses, Cáceres, 2013, y 17 grises, Bahía Blanca, 2015; La estructura del desequilibrio, Ediciones Liliputienses, Cáceres, 2017; Grandes Éxitos (en castellano), antología poética, Vox, Bahía Blanca, 2018.

 

 

Comparte este contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *